OTROS ENCAJES DE LA EPOCA

En el periodo que abarca el siglo XVI y mediados del XVII coexisten varios tipos de encajes; todos ellos conviven e incluso llegan a fusionarse en piezas y adornos dependiendo principalmente de la moda; pero también del país en el que surgen, en el que se desarrollan (no siempre va a ser el mismo) y en el que se aplican.

El grupo de los encajes de RETICELLA, atribuido a Italia, aunque realizado en toda Europa, consistía en una trama de hilos trenzados que formaban una red, en lugar de trabajar sobre un fondo de tejido.

Las piezas son copias exactas de los trabajos de cutwork, incluso imitan el trabajo de zurcido de los bordes, conseguido con pequeños grupos de puntos de ojal, también trabajado con formas geométricas. El gran tamaño de la red y unos diseños más abierto hace pensar que data del siglo XVII, cuando el cutwork estaba en pleno auge. Pero, aunque era más barato y rápido de trabajar no lo desplazó en absoluto.

El último tipo de encaje italiano con origen en el siglo XVII fue PUNCETTI, encaje de aguja que consistía en piezas trabajadas con densas líneas de puntos tirantes anudados. Normalmente las piezas eran pequeñas y se utilizaron insertadas en telas u otras piezas de encaje, por eso y por su simplicidad es muy difícil datarlas.

Otro arte muy antiguo que consistía en hacer una red o malla de nudos ayudándose de aguja o lanzadera es LACIS, que quizá nació como respuesta a las necesidades de los pescadores, ya que en la época medieval las redes no se utilizaban sólo en pesca o en caza, también se utilizaban, en una versión más reducida, como decoración textil.

Estaban hechos de lino y seda y se utilizaban como redecilla para el pelo, cinturones, monederos, así como para el uso doméstico y eclesiástico.

Parece que su uso se extendió rápidamente desde finales del siglo XV, cuando la seda fue reemplazada por el hilo blanco de lino respondiendo a los cambios de la moda, lo que resultaría con el tiempo el desarrollo del encaje de bolillos y el de aguja.

Leer más »

INICIOS DEL ENCAJE DE BOLILLOS

Aunque hacía el año 1600 el encaje de aguja y el encaje de bolillos servían a un fin decorativo común, habían llegado a este punto por diferentes rutas.

El encaje de bolillos, en un principio permanece unido al tipo de trenzas y otras formas de pasamanería. No está muy claro en las primeras consideraciones si el encaje era tejido, bordado, trenzado o hecho con bolillos, pero a partir de la década de 1560 se incrementó el uso de descripciones más específicas.

El aumento del uso de decoración tanto en la superficie como en el borde de los trajes y piezas de hogar dio un impulso al desarrollo del encaje de bolillos durante la segunda mitad del siglo XVI.

ENCAJE DE BOLILLOS EN LINO

El encaje de bolillos en lino está asociado desde sus inicios con piezas para ajuares domésticos. Usado en un principio solamente en camisas y blusas, poco después para cuellos, cofias, gorros, cuerpos de vestido, servilletas, sábanas, funda de almohada y colchas.

Los primeros encajes de hilo blanco eran cintas similares a las de los encajes metálico. Algunos de las piezas en lino que han sobrevivido se pueden corresponder a los libros de patrones de mediados del siglo XVI.

Los hilos de oro y plata se introdujeron después, cuando la técnica ya estaba más desarrollada.

Hay muy pocas referencias escritas al nacimiento y evolución del encaje de bolillos, aunque algunas menciones tempranas parecen hablar más del encaje de bolillos en lino que en metal. Lo que nos hace pensar que se adaptó esta técnica a los hilos metálicos ya que así podían trabajarse fácilmente.

ENCAJE DE BOLILLOS EN SEDA Y METAL

Los primeros encajes hechos en seda y metal eran sólidos, formados por trenzas y vueltas, sólo con una estrecha tira de punto tejido, rellenos entrelazados y picots. Todos los patrones eran rectos, aunque los más complicados necesitaban del ganchillo para unir varias partes.

Leer más »

TODO ES ENCAJE…

Estuve unos días en Bilbao. Y esta pintura bajo el puente de “La Salve” me llamó muchísimo la atención, sobre todo porque para el resto pasaba desapercibida.
Podréis decirme que lo mío es de formación profesional, de hecho antes de hacer la foto la miré varias veces … pero yo no veía otra cosa más que ENCAJE.
¿No os parecen torchones o puntos de espíritu? ¿Y un encaje de cinta? ¿Parece un Milán?

LA ERA DEL CUTWORK

ORIGEN SOCIAL

Los cambios políticos y económicos de finales del siglo XV llevan a Europa a la expansión del comercio, lo que genera nueva riqueza que no sólo se manifiesta en la propiedad de tierras sino también en dinero y bienes, en concreto en la construcción de casas y la posesión de fastuosos mobiliarios y lujosos trajes.

Las Cortes se centralizan en cada país y crean unos nuevos parámetros de estilo de vida, junto con una nueva burguesía formada por banqueros, comerciantes y abogados. La diferencia entre ricos y pobres se hizo mayor y floreció el comercio del lujo.

La fabricación de encaje fue uno de ellos y, como toda industria, se adaptó al desarrollo de una sociedad capitalista; donde los nuevos empresarios buscan evitar las viejas restricciones de los gremios, usando nuevos centros a las afueras de las ciudades donde emplean a bordadoras y encajeras.

Las nuevas modas no aparecieron simultáneamente en toda Europa, pero había una creciente tendencia a la uniformidad. Las principales Cortes: España, Italia, Francia e Inglaterra usan las mismas materias primas para sus vestimentas; sedas, bordados y pasamanería de Italia y España, finas lanas de Inglaterra y lino y finos trabajos en lino blanco de Flandes.

La fecha en que estos materiales fueron aplicados varía, pero el mayor uso del lino y los trabajos finos en blanco se da en la época de mayor expansión de las golas trabajadas en técnica de “cutwork” y encaje de aguja. Tampoco hay una secuencia cronológica en el mayor uso del encaje de aguja sobre el bordado.

Cada nueva técnica de ornamentación o decoración de los trajes sólo viene a incrementar la variedad de los mismos, conviviendo durante un periodo de tiempo, incrementando el uso de la nueva técnica, más de moda, y cayendo en desuso la anterior.

La técnica o forma de decoración también dependía del objeto que se fuera a decorar, del estatus social del dueño y del estilo aceptado en el país correspondiente.

LA PERFECCIÓN DEL CUTWORK

Podríamos definir la técnica de CUTWORK como “puntos recortados sobre tela y rematados con encaje de aguja”.

Leer más »

EL ENCAJE Y LA FAMILIA PLANTIN EN AMBERES

Christopher Plantin y su mujer se trasladan a Amberes desde Paris entre 1548-49. El se estableció como impresor y vendedor de libros mientras ella vendía lencería fina. Desde el principio utilizan sus contactos franceses para sus negocios, en especial a su amigo Pierre Gassen que vive en Paris y a través del cual compran mercancías en los Países Bajos españoles (actual Bélgica y Luxemburgo).

Junto a dos de las hijas de Platin y un sobrino de Gassen crean un complicado entramado de comercio del que llevan unos exhaustivos libros de cuentas y correo mercantil, actualmente en el museo Plantin de Amberes, gracias a los que conocemos el desarrollo del negocio del encaje entre 1556 y 1584.

De nuevo nos encontramos con una cuestión de vocabulario en cuanto a referencias genéricas que podrían referirse a encajes, bordados, pasamanería…, empeorado por el hecho de que todo está escrito en flamenco.

El mismo Plantin lleva un floreciente negocio de lencería y encajes, y por sus libros se ve la evolución de pequeños ribetes hechos para poder ser reutilizados en varias piezas. Aparece como parte de un solo pedido en diciembre 1571, el envío de 363 golas a Gassen; hay muchos otros pedidos de similares cantidades y por un considerable valor económico.

Los libros de Plantin también describen la evolución del bordado blanco a encaje de aguja, dando la creencia errónea de que el encaje de aguja es exclusivamente italiano; cuando, por el contrario, en el tercer cuarto del siglo XVI parece ser que era Flandes el que exporta encaje de aguja a Francia, Alemania, España e Inglaterra. Más difícil es encontrar referencias a la industria del encaje de bolillos que se desarrolla también en Flandes en el mismo periodo.

Existen referencias a pasamanería que, probablemente incluye los primeros encajes de bolillos y que, normalmente se vendían por metros y algunas veces al peso, lo que sugiere que estaban hechos de un metal de valor. De hecho se registra en 1584 un ataque a un grupo de comerciantes de Bruselas que viajaban con un envío de encaje de bolillos y piezas de punto.

En el siglo XVI la república de Venecia tenía todavía un gran poder, controlando el comercio de Europa y dominando el Mediterráneo. La iniciativa de sus banqueros y comerciantes y la habilidad de sus artesanos contribuyó también a convertirlo en centro de comercio de artículos de lujo, los más importantes, la industria de la seda y la fabricación de hilos de metal de alta calidad, ambos materiales usados en muchas formas de pasamanería.

Leer más »