AUSTRALIA…NO ESTÁ TAN LEJOS

Hace unos meses contactó conmigo Isabel, de la Asociación de Encajeras Australiana. Estaba preparando una presentación sobre el encaje de bolillos en España, y es que ella es española, aunque vive allí. Por supuesto, no dudé en ayudarle en todo lo que pude; encantada de poder difundir nuestro encaje a todas la personas que se interesen por el encaje español y sorprendida de que este interés viniera desde tan lejos.
Había encontrado nuestra escuela a través de internet; y gracias a la tecnología ha sido fácil mantener el contacto y transmitirnos conocimientos e información. Por eso, hoy Australia no parece que esté tan lejos, al otro lado del mundo, pero tan cerca cuando compartimos una pasión común, el Encaje de Bolillos que une personas más allá de lo que podamos imaginar.
Ha sido un placer participar en su presentación. Y más aún cuando me dijo (y me mandó foto) que ella había hecho mi diseño de la “Minimantilla y minipeineta”, fue publicado en el número 4 de la revista “Vuelta y Cruz”, a la que están suscritas. Diseñé estas piezas hace 8 años, cuando asistí a mi primer congreso internacional, fue en Alemania; ni entonces ni después, hasta ahora, podía imaginar que uno de mis picados iba a llegar a… casi nuestras antípodas!!! ¡¡Increíble!!
La presentación, por supuesto, fue un éxito, con una audiencia de 60 personas. Y para que podáis curiosear la asociación de nuestras colegas australianas os dejo los enlaces de sus dos páginas web.

 

CURSO ENCAJE RUSO. ELENA GORBUNOVA

Disfrutamos de tres días de enseñanzas con una de las más grandes diseñadoras y profesoras de encaje ruso, en su variante de encaje con abalorios. Ha sido una experiencia única y genial.
Elena Gorbunova, una encajera con gran sabiduría y experiencia, ha venido por primera vez a Madrid a impartir clases. Es una persona muy cercana que nos ha transmitido muchos conocimientos y detalles sobre el encaje ruso y las distintas escuelas que existen en su país. Gracias también al trabajo de nuestra más que involucrada traductora Ala, no hemos perdido detalle de todas sus explicaciones.
Por mi parte, solamente quiero dar las gracias a todas las participantes en el curso por confiar una vez más en mi como organizadora. Y gracias a su apoyo y ayuda como compañera; hacía casi dos años que no podía participar en un curso, y volver a 21 horas de encaje “intensivo” ha sido un gusto.
Y ya pensando y preparando el siguiente…..y Elena Gorbunova dispuesta a volver, ya que se quedó encantada.

 

GRACIAS POR SORPRENDERME

Nunca pude imaginar todo lo que el mundo del encaje de bolillos me iba a regalar cuando empecé.
Al principio me dio muchas horas de ocio que disfruté, después se convirtió en una profesión que adoro e hizo que llegaran a mi personas estupendas que me enseñan lecciones de vida todos los días. Y además, también me sorprendéis…no puedo pedir más.
Quiero que veáis la genialidad de Blanca, con su permiso por supuesto, aunque no parecía totalmente satisfecha del resultado, es muy perfeccionista.
Ella ha diseñado su encaje, y no digo picado porque lo ha hecho sin picado; sí, sin dibujo, sin patrón sobre el que trabajar. Sola (no trajo el trabajo ningún día a clase) eligió los puntos que quería hacer, los hilos, la mezcla de colores…
Ha sido una de las mejores sorpresas. Aquí es cuando vosotras os dais cuenta de que sabeis más de lo que creéis, es fundamental tener confianza y saber lo que valemos. Y yo veo lo que hemos crecido juntas y me siento muy feliz y orgullosa de todas vuestras creaciones.
Esperamos vuestros comentarios.

Este es su particular “picado”

ENCAJES DE AMISTAD

En este tiempo no sólo hemos tejido Encajes de Bolillos; habéis tejido amistad, afinidad, apoyo, complicidad, ayuda…. Una de las mayores y mejores razones para seguir siendo punto de reunión.
Y como una imagen vale más que mil palabras, hoy queremos compartir con compañeras (las protagonistas me han dado su permiso) uno de estos momentos de amistad y cariño….Elvira ha hecho una pieza de encaje ruso; técnica que no le ha gustado en absoluto y de la que se ha quejado mucho, pero que una vez empezada quiso terminar. A su compañera, Paloma, esta pieza le encantaba. Elvira cuando la ha terminado se la ha regalado, además con esta preciosa presentación.

 

¡¡¡CONSEGUIDO!!!

Ya puedo presentaros la Fanchon terminada.
Mucho más tarde de lo que yo quería y esperaba, pero por fin está terminada. Han sido 220 horas de trabajo pero muy espaciadas en el tiempo. Casi tres años. No creía que hubiera pasado tanto tiempo desde que empecé este proyecto que me llamó nada más verlo en libro de Lappets alemanas de OIDFA.
La verdad es que durante este tiempo también ha habido otros encajes: Ret-fi, Blonda de Almagro, Encaje Popular de Almagro, Encaje moderno, Idritja (el último) y muchos cursos con profesoras nacionales y extranjeras. Y, en algunos periodos no le he podido dedicar tanto tiempo.
Cada nuevo encaje, para mi, es una nueva ilusión, un nuevo reto, un volver a empezar. Es deslizarme por ese cruce y vuelta de los hilos, estudiando, aprendiendo, comprendiendo como van creando esas formas tan bellas y, a veces, tan inverosímiles, y me enganchan, y me llevan….y me dejo. Mi imaginación vuela al siglo XVI, XVIII, al XIX, a admirar a nuestras antecesoras, a esas encajeras que con sus escasos y rudimentarios métodos y materiales lograban crear tan maravillosas piezas.
Lo he disfrutado mucho, como todos los encajes que he hecho hasta ahora; a pesar de la dificultad del picado.
Muchas gracias por vuestra paciencia para ver el resultado y espero que os guste. Pero sobre todo os deseo que disfrutéis vuestros tiempos de encaje.