¡ FELICES VACACIONES!

Terminamos un curso más, y ya van siete desde que la Escuela comenzó su andadura, aunque parece que fue ayer… y es que se nos pasa tan rápido el tiempo moviendo nuestros bolillos …
¡¡GRACIAS A TODAS!!  Porque confiasteis en mí, en mi ilusión y mi empeño por transmitir y mantener este precioso arte que nos une, en mi esfuerzo y mi trabajo por hacerlo cada día, al menos, un poco mejor.
Gracias a las que un día os asomasteis a probar esto de “los bolillos” y os “enganchasteis”, a las que ya lo conocíais y quisisteis participar, a las que habéis asistido a alguna clase o algún curso, y seguimos manteniendo contacto o tal vez no…
Hace unos días leí una cita que quiero compartir con vosotras (cambiad libro por clases). Yo no hubiera podido expresar mejor lo que siento en cada una de nuestras clases. Y, por supuesto, inmediatamente me hizo pensar en todas “mis queridas chicas”.

 

           “QUISIERA DEDICAR ESTE LIBRO A MIS ESTUDIANTES. NO PODÉIS SABER EL EXTRAORDINARIO REGALO QUE SOIS Y CUÁN BENDECIDO ME SIENTO AL                   TENEROS EN MI VIDA”.

 

Kelly G. Wilson