¡¡¡CONSEGUIDO!!!

Ya puedo presentaros la Fanchon terminada.
Mucho más tarde de lo que yo quería y esperaba, pero por fin está terminada. Han sido 220 horas de trabajo pero muy espaciadas en el tiempo. Casi tres años. No creía que hubiera pasado tanto tiempo desde que empecé este proyecto que me llamó nada más verlo en libro de Lappets alemanas de OIDFA.
La verdad es que durante este tiempo también ha habido otros encajes: Ret-fi, Blonda de Almagro, Encaje Popular de Almagro, Encaje moderno, Idritja (el último) y muchos cursos con profesoras nacionales y extranjeras. Y, en algunos periodos no le he podido dedicar tanto tiempo.
Cada nuevo encaje, para mi, es una nueva ilusión, un nuevo reto, un volver a empezar. Es deslizarme por ese cruce y vuelta de los hilos, estudiando, aprendiendo, comprendiendo como van creando esas formas tan bellas y, a veces, tan inverosímiles, y me enganchan, y me llevan….y me dejo. Mi imaginación vuela al siglo XVI, XVIII, al XIX, a admirar a nuestras antecesoras, a esas encajeras que con sus escasos y rudimentarios métodos y materiales lograban crear tan maravillosas piezas.
Lo he disfrutado mucho, como todos los encajes que he hecho hasta ahora; a pesar de la dificultad del picado.
Muchas gracias por vuestra paciencia para ver el resultado y espero que os guste. Pero sobre todo os deseo que disfrutéis vuestros tiempos de encaje.